A ti, hombre antiguo, lector sobreviviente. No encontrarás respuestas entre las líneas efímeras del poeta, los nexos entre su palabra y la realidad
han sido tergiversados por la historia... ¿Qué otro destino puede esperarse para una criatura que construye su reino en las arenas movedizas de la poesía?

jueves, 8 de abril de 2010

La cronología del naúfrago

Con la publicación de “Cronología del vértigo y del naufragio” (Colección Contemporáneos, Ediciones Unión, 2007) la poesía de Luis Marimón arriba a las editoriales nacionales. Abordaje que se ha tornado difícil para algunos escritores de provincia, incluso para Luis, marinero experto en los oficios del mar y la palabra. Pero el tiempo – reasignador audaz -  moldea constantemente la memoria y aunque a veces lo haga con demasiada lentitud, muchas cosas toman su lugar. Cada poética se reevalúa y redescubre gracias a esa disciplina exitosa de mirar hacia atrás. La selección de los textos que componen el poemario estuvo a cargo de la hija del poeta,  Yanira Marimón, quién junto a Alfredo Zaldivar y otros escritores vinculados a la producción literaria en la provincia de Matanzas; han venido realizando una revisión de la obra poética de Luis, releyendo entre una gran cantidad de manuscritos, libros inéditos, cartas  y notas de trabajo.

Esto nos permitió contar con la edición de “Herencia de la Soledad” (Ediciones Matanzas, 2005). El primer poemario publicado después de su muerte y su tercer libro impreso, trece años después – número mítico – de “El bibliotecario del infierno” (E.Matanzas, 1992) libro que junto a “La decisión de Ulises” (E. Matanzas, 1988) tuvo una extensa influencia en las nuevas generaciones de poetas matanceros, sobre todo en aquellos que de una u otra manera se vieron vinculados, estética o cronológicamente, a la generación de los noventa.

Es Alfredo Zaldivar – a mi juicio- quien de una manera más certera, y con mayor economía de recursos, logra establecer la significación de la poesía de Luis. En “Herencia de la soledad” – libro en el que además de editor, participó junto a Yanira Marimón en la selección de los textos – nos dice:

Luis Marimón ha devenido poeta de culto para casi todo el que se acerca a su obra. Sus cuadernos inéditos son copiados, reproducidos, recomendados, atesorados, robados… Las nuevas promociones de poetas de Matanzas – quizás los únicos que han tenido acceso a su obra- reconocen su marcada influencia…

En la contraportada de “Cronología del vértigo…”, reafirmando y completando sus ideas sobre el poeta, dice:

Luis Marimón fue como su poesía. A veces muy claro. A veces muy oscuro. Hay un Marimón clásico, caballeresco, como hay el Marimón desenfadado, desfacha­tado muchas veces. Hay el poema impecable y el desaliñado. El texto elitista, libresco, cultera­no, y el marginal, cotidiano, soez. Lo barroco y lo mínimal. El largo aliento y el fulgor breve. Lo trascendentalista y lo lúdico. Lo inmediato y lo atávico. Pero en ningún caso falta a su poesía esencia, espíritu, demonio, el rayo pecu­liar que distingue una estirpe: Li Po, Villon, Baudelaire, Bukowski, Kavafís, Rimbaud. Su poesía es eso, una Cronología del vértigo y del naufragio.

Los lectores de la isla tendrán ahora la oportunidad de acercarse a este poeta finisecular cubano, desentrañar desde la intimidad del lector de poesías, el cuerpo poético de Luis Marimón. Queda entonces en manos del tiempo determinar, si quienes lo hemos leído con sorpresa y admiración desde esta ciudad de nombre sangriento llamada Matanzas, estábamos o no equivocados.

Por: Abel G. Fagundo
..........................................................................................
La selección de textos que acompaña este artículo puede ser leida en la Revista Mar Desnudo, en la dirección:http://mardesnudo.atenas.cult.cu/?q=node/256