Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Los Ciclos, El Poeta, en torno al libro Extinción de Abel G. Fagundo

Imagen
En un poeta, se sabe, caben y sobran muchos. El poeta sigue siéndolo cuado comienza a ser otro, y como se ha de esperar, sigue siendo el mismo. Lo uno y lo otro hacen que el poeta viva, pero no siempre suceden ambas cosas. Otro asunto quizás el más difícil, será desterrar a los petas que sobran, porque con otros habremos de cargar toda una vida, una vida poética, que es mucho más difícil que una vida Abel G. Fagundo va cumpliendo su ciclo de vida poética con toda la coherencia a que puede aspirar un poeta a quien la retraída dama parece insustancial y por supuesto ajena.Extinción, el libro del título que hoy presento con una sonora agudeza y toda su fuerza semántica, es otro Golpes de Dios, tan vallejiano como aquel y sin embargo bien alejado de esa aura. Antes d e abrirlo, de leerlo, hubiera preferido Extinciones. Sólo después he comprendido la acción, el drástico presente, la premura con se expande, la percusión de estos poemas que exigen la inmediatez, la palabra hablada, el efecto…