A ti, hombre antiguo, lector sobreviviente. No encontrarás respuestas entre las líneas efímeras del poeta, los nexos entre su palabra y la realidad
han sido tergiversados por la historia... ¿Qué otro destino puede esperarse para una criatura que construye su reino en las arenas movedizas de la poesía?

lunes, 20 de agosto de 2012

Presenta Ediciones Matanzas recientes producciones en el Sábado del Libro


Por: Félix Bolaños
Fecha: 2012-08-17 Fuente: Cubaliteraria
 
Los libros El runrún y otras farsas titiriteras, Retablo abierto, Del otro lado de la puerta, En el bosque francés de la Calle Medio, y Viaje de regreso,  que forman parte de la más reciente producción de Ediciones Matanzas —sello editorial ubicado en la ciudad y provincia cubanas homónimas— y que se  incluyen en su colección Puentes, fueron los escogidos para su lanzamiento en el espacio Sábado del Libro.

Estos cinco volúmenes representan una pequeña muestra de la calidad alcanzada por la casa editora yumurina con sus cuidadas ediciones, preciosos diseños y un catálogo de autores de incuestionable valor, que la colocan en un lugar de privilegio dentro del panorama literario nacional.

En El runrún y otras farsas titiriteras, del Premio Nacional de Teatro 2007 René Fernández Santana, se recogen las piezas La noche de bodas, El señor de los tejados, La sopa de sustancia, De vecinos, flores, animales y frutas, y la que da título al volumen. Todas recrean la farsa como género teatral —explicó Ulises Rodríguez Febles en sus palabras de presentación— y, aunque han sido concebidas para títeres, pueden montarse con actores, al ser imaginadas para adultos con personajes humanos que pasan por la  caracterización farsesca: la exageración, la ironía y la gracia que emanan de sus relaciones y comportamientos; también por abordar temáticas que se relacionan con realidades del pasado. "Sin duda son obras que reflejan una época, la del sesenta (del pasado siglo): personajes, situaciones, contextos históricos que han ido mutando con el tiempo, pero que de alguna manera permanecen y pueden ser leíbles", aseguró el también dramaturgo e investigador. "Será un placer leerlas y encontrar en ellas los vestigios y luminosidades que la perspectiva temporal les aportó por la madurez del creador al reescribirlas".

Retablo Abierto es una recopilación de textos que Rubén Darío Salazar ha escrito sobre el arte titiritero y funcionan como el espacio dinámico de quienes lo cultivan: renovables y renovadores, al decir de Rodríguez Febles. En sus páginas se mezclan la investigación histórica como teoría de la especialidad, y el ensayo con lo testimonial, que vienen de las prácticas asumidas desde los escenarios y desde la indagación del investigador: que revisa, encuentra y después ilumina sobre un arte que es poesía. Escrito con el rigor de quien conoce el imaginario del teatro de figuras de la isla y del mundo, que ha sido testigo de confrontaciones e intercambios, el volumen recoge pasajes de la historia de este género en Cuba, los esfuerzos de los teatristas antes de 1959, la creación del Teatro Nacional de Guiñol, la labor del Teatro de Muñecos de La Habana, y los propios encuentros del autor con personalidades titiriteras, entre las que se encuentran los Camejo, Dora Alonso, Freddy Artiles, y Ulises García.

La presentación del resto de los títulos —todos de poesía— fue encargada al joven poeta Leymen Pérez, quien describió a Del otro lado de la puerta, de Mae Roque,  como "un cuaderno colmado de lo que han solido designar los "sujetos subalternos": seres oprimidos que luchan por autodefinirse y en muchos instantes desean cambiar de carpa, de realidad". El conjunto, que  ofrece una visión del ser humano de cada día, invita al lector al cuestionamiento y la reflexión.

En el bosque francés de la Calle Medio, de Abel G. Fagundo, se revelan elementos de la realidad interior de la isla que usualmente no son del interés de muchos creadores —apunta Leymen—, al tiempo que muestra, desde un profundo pesimismo, "una de las características de la más reciente poesía cubana", cómo se van derrumbando las plazoletas grises, las cafeterías de "mala muerte", y los edificios descoloridos y muertos, que se observan de un extremo al otro del caimán. Sobresale de igual modo En el bosque... «una mirada nada complaciente sobre varios planos culturales de la nación, donde la memoria familiar se funde con el autoexamen filosófico y moral de un sujeto que es capaz de ironizar finamente, sin negarse».

"La honestidad de un "yo poético" que ha ido evolucionando hasta entregarnos esta obra de cuidada arquitectura": fue el atributo esencial que Leymen valoró en Viaje de regreso, un poemario de Israel Domínguez que descubre, además,  una voz lírica intensa, capaz de releer desde el imaginismo al simbolismo, especialmente a los poetas Ezra Pound, William Carlos Williams y Wallace Stevens; sin embargo, en el cuaderno se puede percibir, asimismo, la lectura de un creador visceral, obsesivo, hondo, de voz comprimida y de una perturbadora densidad, como es César Vallejo. "En el centro temático de Viaje... se encuentra la memoria familiar, su fe religiosa, la historia de la nación y las problemáticas sociológicas de nuestra realidad: símbolos, paisajes, lugares, nacimientos y muertes".

El Sábado del Libro, que se ha convertido uno de los espacios emblemáticos de la cultura cubana, según expresó Alfredo Zaldívar, director de Ediciones Matanzas, se prestigió en esta ocasión con la presencia de los premios nacionales de Literatura Ambrosio Fornet y Antón Arrufat.
Temática: Libro y Literatura