Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

Diálogos con Hugo (3)

Imagen
Abel:

Yo en lo particular ,atrapado en mi soliloquio, mirando en el verde del monte, como un ojo que adivina al azar y no se  da cuenta que la vida pasa, que la vida ,no es más que ese gato ausente que salta sobre las paredes, quizás lo más aconsejable ahora, pueda ser leer a Keats, tumbarse en un sitio, y acompañar los metales de las orquesta en esta orgia de sonidos, en la cual me atrapo, oyendo jazz,  saxos ,desafiando, mientras las trompetas vuelan y los trombones acortan los espacios. 

Abel G. Fagundo: “Ningún poema salva, nunca son suficientes”

Imagen
Por: Norge Céspedes

Tomado de:
http://mardesnudo.atenas.cult.cu/?q=Abel_G_Fagundo_Ningun_poema_salva_nunca_son_suficientes
Abel González Fagundo (Jagüey Grande, 1973) definió al escritor como alguien que tercamente trata de volverse palabras, de salvarse desde las palabras, en declaraciones ofrecidas poco después de participar como invitado del espacio Miércoles de la Poesía, organizado mensualmente por el comité de la Uneac y el Centro del Libro y la Literatura en la provincia de Matanzas.
“Nos volverán a decir una y mil veces" como en el poema de Hugo Hodelín: «Renuncie, usted ha fracasado»; quizás no entienden que lo sabemos, que no nos importa —comentó Abel—. Hace tiempo escribí: «Ningún poema salva, nunca serán suficientes»; somos la expresión de una hechura incompleta. ¿Acaso hay cosa más terrible que conocer nuestros destinos? ¿Qué nos queda además de la terquedad persistente de volvernos palabra?”