A ti, hombre antiguo, lector sobreviviente. No encontrarás respuestas entre las líneas efímeras del poeta, los nexos entre su palabra y la realidad
han sido tergiversados por la historia... ¿Qué otro destino puede esperarse para una criatura que construye su reino en las arenas movedizas de la poesía?

miércoles, 24 de mayo de 2017

Siempre Poeta



El cantautor Mario Duque ha tenido la deferencia de publicar esta nota sobre mí en su Blog personal. Mario, cuya grandeza solo es igual a su bondad, exagera sobre mi poesía, lo hace desde el cariño; pero como ya paso de los cuarenta y siento un respeto profundo por la obra de Duque, no puede evitar que sus palabras me mocionaran; como a un niño que recibe el abrazo cómplice de un compatriota apreciado. Sus canciones deber ser escuchadas, promocionadas para que pueda comprenderse la dimensión de su talento.

.................................................................................

Siempre Poeta

Por: Mario Duque
Tomado del Blog del Trovador: http://marioduque.cubava.cu/


Abel Gonzáles Fagundo es uno de mis grandes amigos que respeto y admiro por su talento como poeta. Ha dedicado muchas de sus letras a Jagüey Grande, y en otras siempre encontramos huellas inevitables de sus raíces en esta tierra.

Tuvimos la oportunidad de hacer juntos varios recitales donde mezclamos sus poesías con mis canciones. Con ellas estuvimos en dos ferias del libro de nuestro pueblo; y en otra ocasión en una feria del libro en la ciudad de Cárdenas. Posteriormente hicimos un recital en la “Casa de la Poesía” en la Habana, hasta que los azares de la vida nos separaron. Abel reside actualmente en Matanzas y desde allí sigue escribiendo aún a su tierra natal.

Hay un viejo proverbio que dice: “Nadie es profeta en su tierra”. Pienso que Abel es uno de esos grandes visionarios que se adapta perfectamente a la frase antes dicha. Lo que sucede es que casi siempre los que tienen el poder no son los que ven más allá. Aunque este exquisito escritor sigue siendo nuestro ya no lo tenemos cerca, como antes, con su palabra certera aportando a nuestra cultura jagüeyense, que tanto lo necesita en estos momentos. Hay una vieja costumbre de las mayorías a excluir a los hombres renovadores, a los que revolucionan, a los que crean; ¿será acaso que nos cuesta mucho trabajo hacer cambios, y por ello, hacemos resistencia; o porque como dijo nuestro Apóstol José Martí…cual un monstruo de crímenes cargado, todo aquel que lleva luz se queda solo…?

Mario Duque y Abel G. Fagundo




Publicar un comentario