Entradas

Perros

Imagen
Perros"A mi hija Ilén y su causa en la defensa de los perros" La ciudad continúa disfrazando sus perros, cruzan como fantasmas que una vez tomaron el silencio de las calles. Erarios que el asfalto condenó al desperdicio vagabundo de la acera. Criaturas enfermas de piedad, descarnados, hambrientos, con toda nuestra culpa como sarna social. Sus ladridos se afanan contra el polvo, ascienden sobre el viento que más allá del eco se corrompe que más allá del mar muere en silencio La ciudad, perro a perro dejó su alma en el callejón donde la gente suele alzar un pie para orinar, donde la gente perra a perro se aniquila. @abelgfagundo El poema pertenece al libro “El Costal de los Pecados”. Publicado por Ediciones Matanzas en el año 2006

Perros de Bar

Imagen
Se arrastra el perro sato ante mi rostro.
Primero olió lo suyo
con desconfianza
acostumbrado a que la calle lo aplaste.El borracho se cae del banco
vomitó lo suyo, sin remordimientos.
Perro acostumbrado
a que la calle lo aplaste
sucio
hepático.El poeta llega al bar
lee lo suyo, saluda al borracho
acaricia al perro sato...
Temeroso de su conciencia bebe
hasta que solo quedan en el mundo
su lata de ron turbio
y la piel sarnosa
que ahora se rasca con sus pies.@abelgfagundoEscrito enJagüey Grandeen 2008.:Publicado en el librito ," En el bosque francés de la calle medio " Ediciones Matanzas, 2012. La imagen pertenece a las alegorías de Velázquez sobre " El triunfo de Baco"

Mujer que toca el chelo

Imagen
Era música en si mismo…
El chelo, el vestido beich, precisa.
Hubiera querido fotografiarla expuesta al tras luz,
como en un primer Picasso azul, casi azul,
cuando todavía los seres humanos eran dueños de su forma.
Oler su aire,
las gotas de sudor que vibran cuando la música las cerca.
Sola,
sin orquesta,
ni dirección,
ni batuta fálica.
Controlando el ritmo
sentada
abierta
arrogante
consiente del misterio,
segura del hechizo.

@abelgfagundo

Poema del libro “El Terco Persistir”. Ediciones Aldabón. Matanzas. Cuba. 2008

Solo para locos

Imagen
Ha salido de la caja una pieza compleja del rompecabezas actual. Como no tengo dones de profeta no puedo adivinar su sitio y de qué modo nos ayudará o no a terminar este juego, pero con todas las pistas que tenemos y con lo avanzado que va el tablero, es una aventura creer que será la última, y quizás, tampoco sea la mas difícil. 
Comenzó la jornada laboral de ocho horas, en medio de la segunda parte de una mala película que muchos de nosotros ya vivimos y que no pensamos que volvería a suceder. La nueva normalidad parece una caricatura, mejor, un retrato de miles de rostros cansados y tristes en los que la incertidumbre comienza o continua flagelando con sus arrugas. 
Es kafkiano – o para ser nacionalistas – es virgiliano. Un teatro tipo Hermann Hesse donde en las paredes de los ómnibus, en las colas desgastantes, en el plato de comida, en la cara y el tapabocas de quienes deciden hoy una cosa y mañana otra, dice: “Solo para locos…”. 
Tengo terror a sacar la próxima pieza, será que es u…

Miércoles de Poesía con Leymen Pérez

Imagen
El pasado día 26 de agosto participé como oyente en la tertulia “Miércoles de Poesía”. En esta ocasión Leymen Pérez fue el poeta invitado y logró construir una lectura muy equilibrada y estimulante, como un arquitecto de emociones y tiempos estéticos que alcanza esa plenitud donde se comprende, que leer poesía para un público, incluso avezado, es quizás una de las cosas mas complejas a las que se enfrenta un poeta. 
Esta tertulia tiene una larga historia dentro de la cultura literaria matancera, de la que no han estado ausentes interrupciones ni incomprensiones; pero de un modo u otro retorna; como lo hace casi siempre la historia artística cuando en su espiral se interponen factores que no tienen la capacidad de aniquilarla y cuando existen seres humanos, que aún, en circunstancias tan complejas como las actuales, nos reunimos para escuchar buena poesía. 


En su momento – no recuerdo ahora la fecha exacta – tuve la oportunidad de ser el poeta invitado. Aquella noche concluí leyendo bajo…

Candilejas de Chaplin

Imagen
Ayer escuchaba Candilejas de Chaplin en Radio Enciclopedia... Hay melodías que no pierden su efecto embaucador.  No puedo (no quiero) discernir si es solo porque son parte de nuestro patrimonio individual de emociones estéticas y nos han acompañado toda la vida.  Es música que ronda en la espiral del tiempo y de alguna manera se conecta a la complejidad de nuestras mentes.  Por algo mas de tres minutos fui feliz escuchándola y después de tantas puñaladas -merecidas- he aprendido a valorar la felicidad no como un todo, sino como el encanto de los pequeños instantes, esas notas simples y bellas de un Chaplin, que jugaba a reinventarse el arte. @abelgfagundo

Apuntes sobre la mezquindad

Imagen
Hay temas que le arrebatan el gobierno al escritor, si es que es posible tener algún poder sobre tema alguno. Pero quizás estos, como te tocan de cerca, como te rodean y tienen que ver con circunstancias o personas próximas, se hacen esquivos, difíciles de abordar. No importa la cantidad de información que se tenga sobre ellos o la claridad que los acomoda – que casi siempre es sombra iluminada – es como que si se fueran oscureciendo en la zona mas humana de tu ser.  Son los temas “duros”, los que hablan de verdades que te afectan como ser humano y sobre todo, que afectan a los que te rodean. Eso, sin adicionarle que no hay perfección entre semejantes y todo ensayo sobre la vida tiene dos puntos de vista. Algún día, o no, escribiré mi pequeño ensayo sobre la mezquindad, la tacañería, el egoísmo…  Una de las triadas de los y las malvadas. Por ahora, hago apuntes, sufro y en unas semanas lo devuelvo al cajón de los borradores. (@abelgfagundo)

Ariel nuestro Sigfredo

Imagen
Para Ariel, nuestro SigfredoPor: Abel González Fagundo Nos dejó su cuerpo...a su alma la escucho tararear sobre las aguas del San Juan, un cauce que hizo suyo.Toda la vida es un ensayo inconcluso. La escritura queda abierta, sin cierre. Similar a la reescritura continua de la que habla Humberto Eco, pero que en esta extensión lejana a Montaigne siempre hay algo que falta, una idea que no alcanzamos, un poema no escrito, una vida que termina pronto, otra que como culebra se pudre y acaba sin reconocer un verso.  Toda la vida es un ensayo.Aún desde la perspectiva de quién observa desde el puente alto de concreto (Essais) el abismo reformado que nos enseña un río turbio. No importa que no quieras saltar, alguien, algo nos empujará y antes de que la humanidad impacte, ya lo sabremos todo.Hay vidas demasiado cortas, vidas de luz. Son agujeros de amor que reconstruyen y nos devuelven la existencia como arte.Gracias a los Ochenta del siglo pasado y suena como ha siglo antiguo cuando en realid…