Entradas

A 131 años del natalicio de Agustín Acosta, tertulia con Carilda Oliver

Imagen
Por: Yolanda Brito Álvarez


Las tardes de noviembre son limpias.  El sol, apurado por esconderse, destella sus últimos suspiros... la gente camina por la cera de la sombra y perciben como se escurre la claridad.  El aire retoza con  un cabello laceado. Pareciera que la luz de esta calzada bailara al ritmo de la matanceridad  y se moviera al compás de los poetas que la vieron desde sus pañales, entrar  por primera vez por el filo  de sus ventanas.


Así fueron las últimas horas  de la tarde del lunes 6, en Tirry 81, para un grupo de intelectuales y poetas que desde Jagüey Grande, llegaron hasta la histórica casona,  para compartir con su  anfitriona, una fecha que se hace repetible desde el sentimiento y la memoria a los que se congregaron: el 12 de noviembre, natalicio de Agustín Acosta y Bello, el poeta de Ala,  el poeta de las carretas, el poeta de la camisa zurcida, el poeta que luchó por revivir el nombre de Martí en plena República, el poeta  guardado tras las rejas por …

Gana Abel González Fagundo concurso-debate Milanés

Imagen
Por: Norge Céspedes
Por su poema "Reminiscencia arqueológica del ángelus naranja", el poeta Abel González Fagundo mereció el premio del Concurso Debate de Poesía Milanés 2017, tradicional certamen cuya convocatoria está abierta solo para autores residentes en la provincia de Matanzas.
Según declaró González Fagundo, el texto ganador, perteneciente al poemario inédito “Agua de fuego”, “es un juego que parte de una interpretación (desconstrucción) del surrealismo; toma como base al cuadro de Salvador Dalí "Reminiscencia arqueológica del ángelus de Millet" y arranca con una cita de Bretón”.

Guillermo Rodríguez Rivera, la alegría de los saberes compartidos

Imagen
Por: Yolanda Brito
No podría decir que la casualidad lo trajo hasta Jagüey Grande. Fueron momentos,  como pueden ser otros, en que las coordenadas de la vida confluyeron para enriquecer, para airear las atmósferas cuando se cargaban de cosas superfluas y sin sentido.

Así eran aquellos tiempos en que Guillermo Rodríguez Rivera, profesor y amigo, aceptó pasar unos días enrolado en el importante evento que era el Premio Victoria de Girón, abril de 1988, nuestro  paradigmático cónclave que no por desarrollarse en un pueblo de provincia, se le podían hacer desgarrones, y que merecería un análisis personalizado para que no olvidemos la historia de las letras que se ha escrito con “pluma de penachos largos” como diría nuestro poeta Agustín Acosta.

Estudiantes norteamericanos traducen a poetas cubanos

Imagen
Un grupo de estudiantes de la Universidad de Houston, Texas, lleva a cabo la traducción (del español al inglés) de varios poetas cubanos, como parte de un proyecto de intercambio cultural que se desarrolla desde el día 10 y hasta el próximo 21 de julio en la ciudad de Matanzas. El singular proyecto, denominado Cuba Traducida, y que forma parte de un curso de verano de la universidad norteamericana, se realiza en colaboración con Ediciones Matanzas, en cuya sede tienen lugar los talleres de traducción.

La trascendencia del abismo

Imagen
Por: Abel G. Fagundo

La poesía sigue allí, aferrada a los bordes del abismo mientras todo lo demás le pisotea las manos. Caerá al fondo moribunda, en los últimos días de la especie; cuando las maquinas la recojan para rehacer sus partes con la sorpresa de un estremecimiento. 
El primer verso binario y otra vez el abismo, equilibrista entre la sensibilidad y el poder. Por los bordes de la existencia, siempre, mientras el tiempo exista y alguien o algo se afanen en comprenderlo, traducirlo, desvirtuarlo. 

Mi provincianidad beisbolera es pinareña (II)

Imagen
Por: Abel G. Fagundo
Nadie me ha pedido definiciones beisboleras, ni siquiera creo que le importe mucho a la mayoría de mis amigos o conocidos cual es mi equipo de Béisbol.  

Hace unos tres años, después de asistir a un juego en el estadio Victoria de Girón en la capital yumurina, escribí un breve e íntimo articulito titulado “Mi nacionalidad beisbolera es pinareña”. Jugaban Matanzas contra Pinar del Río, era el momento de la definición. El instante para fundar una alianza diferente con el equipo de mi tierra "Los Cocodrilos de Matanzas” o de reafirmar mis simpatías por los “Vegueros de Pinar del Río” 

Siempre Poeta

Imagen
El cantautor Mario Duque ha tenido la deferencia de publicar esta nota sobre mí en su Blog personal. Mario, cuya grandeza solo es igual a su bondad, exagera sobre mi poesía, lo hace desde el cariño; pero como ya paso de los cuarenta y siento un respeto profundo por la obra de Duque, no puede evitar que sus palabras me mocionaran; como a un niño que recibe el abrazo cómplice de un compatriota apreciado. Sus canciones deber ser escuchadas, promocionadas para que pueda comprenderse la dimensión de su talento.
.................................................................................
Siempre Poeta
Por: Mario Duque
Tomado del Blog del Trovador: http://marioduque.cubava.cu/

Ha muerto Guillermo Rodríguez Rivera

Imagen
Por: Abel G. Fagundo

Ha muerto Guillermo Rodríguez Rivera y la isla letrada pierde a uno de los escritores e intelectuales más polémicos e interesantes de toda una generación. Nuestra ápoca le quedó debiendo el Premio Nacional de Literatura, los motivos son escurridizos y pasan por la trama de lo extra literario, las pequeñas mezquindades de los vivos. 

Otro tres de marzo y la república de Platón

Imagen
Día del poeta.. 
Felicidades, menos mal que solo rigen algunos estatutos simbólicos de la república de Platón, allí nos hubieran dado de comer y luego seriamos expulsados por peligrosos; en el mundo de hoy...¿?.. bueno me confundí..
Abrazos a los amigos de tantos años. 
A los mas cercanos y a esos otros que aparecen como breves destellos y refuerzan nuestra desconfianza. 
La poesía no es un misterio; pero dejémosla así, para que provocar a una bestia tan peligrosa.
MI abrazo a todos los poetas. 
(Abelito o Abel G. Fagundo, depende de Platón)


Un premio que le debemos a la literatura nacional

Imagen
Por: Abel G. Fagundo
Al principio fue una sensación amarga, como la que se siente ante las cosas injustas, ahora ya es molestia franca. Imaginé durante algunos años que se me escapaban la mayoría de las variables que estaban en juego, que veía solo algunos árboles y no todo el bosque; pero las justificaciones se van oxidando, algunas envejecen ridículamente… 


No se puede justificar -al menos yo no puedo- que Guillermo no tenga el Premio Nacional de Literatura. No desmerito a ninguno de los que bien lo han ganado; pero ya pasa de ser una prolongación ¿Un castigo quizás? para convertirse en un error de dimensiones histórico-literarias. 
Si al final, no se lo dan, la literatura tiene la última palabra. Los contemporáneos pasaremos, luego saldrán a flote las pequeñas mezquindades, los demonios que habitan en toda generación, el mal aura de quienes ostentan determinados poderes, tensas influencias. 

Mis últimos agostos del siglo XX

Imagen
Por: Abel G. Fagundo En los finales del siglo XX –ese intenso período de revoluciones y caídas al abismo– un grupo de jóvenes de la provincia nos reunimos en Colón, liderados por José Manuel Espino, quién  cada cierto tiempo tiene la virtud de renovarse y dejar entrever la chispa del muchacho tras sus ojos. Aquellos encuentros de jóvenes creadores fueron como una barcaza en medio de la tormenta. Las condiciones económicas lijaban la esperanza –circunstancias más que conocidas sobre las que se han hecho múltiples lecturas– Colón se convirtió entonces en una especie de refugio cíclico,  intenso;  breve invitación para reunirnos por dos días, leer poemas, escucharnos y sobre todo compartir, interactuar.
Esos momentos entre la galería municipal, la casa de visita de cultura y el hotel Santiago Habana fueron otro punto de partida, quizás el espigón de izaje. Yo había descubierto la poesía entre las flores –casi fantasmales– de dos ceibas muy próximas, su sombra. El libro de poemas Cálida …

El Pergamino 33333

Imagen
Por: Abel G. Fagundo 

En la tarde de ayer en una ceremoniasencilla y emotiva, Rolando Estévez celebró junto a un grupo de amigos los tres años de vida de la editorial El Fortín; sello que dirige desde 2013.  A las tres y tres minutos de la tarde (333) en los altos del edificio de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) y visiblemente emocionado, el prolífero creador cortó con sus palabras la cinta invisible que sus musas custodiaban, para dejar abierta una exposición con los libros-arte realizados en este nuevo ciclo creacional. 


Justo antes de invitarnos a observar (a maravillarnos con la singularidad alcanzada por la conjunción entre las palabras, el diseño artístico y los más diversos materiales) Estévez regaló a los presentes el pergamino “La taza de té” dedicado a los primeros 50 años de Laura Ruiz Montes, quien el próximo 3 de diciembre celebrará de manera simbólica el asalto a una madurez que le ha pertenecido desde el malecón de los ochenta, cuando un grupo de palabras…

Mar desnudo, excelencia editorial

Imagen
Por: Ulises Rodríguez Febles Mar desnudo,  revista  cubana  de Arte y Literatura, auspiciada por el Centro Provincial del Libro y la  Literatura  y  la  Dirección  Provincial  de Cultura, se encuentra en el ciberespacio en  su  edición No.  58,  correspondiente  a los meses de julio  y agosto actuales.Dirigida y editada por la que, sin dudas, es  una  de  nuestras  intelectuales  más sobresalientes,  la  poeta,  narradora,  dramaturga,  ensayista  y  editora  Laura Ruiz Montes,  con  la  coedición, diseño  y  labor de  webmáster  del  poeta  Abel  González Fagundo, Mar  desnudo cuenta  con  el eficiente trabajo de prensa del narrador y periodista Norge Céspedes.

Su existencia, para quienes no la conocen,  es  uno  de  los  hechos más  sobresalientes de la cultura matancera, que se suma a  la efectividad de otras  revistas emblemáticas  del  universo  editorial  yumurino, como Matanzas y El Vigía, de la que también es editora Ruiz Montes.

Diálogos con Hugo (4)

Imagen
Abel:
Te escribo desde el silencio de mi cuarto. En ocasiones evoco el verso y trato de acercarme al fin de la palabra, como si yo fuera un sustantivo o un verbo que no sabe dónde colocarse. No soy más que ese ser estúpido que intentó ser poeta, pero eso es mi morral, mi carga, es la palabra melancolía cuando la tarde cae como un fardo pesado, mientras en la noche observo el plenilunio, donde la noche escapa, previendo el gris en la bahía, tratando de dominar el acero del mar, todo ha acontecido, la vida se esconde entre estas cuatro paredes, ahora no soy el escriba, la angustia de los pasos firmes que conducen a la nada. 

Un Nobel de Literatura para Bod Dylan

Imagen
Bob Dylan ha ganado un Nobel de Literatura. Decisión histórica y polémica. 
No cuestiono la calidad de las letras de las canciones de Bod Dylan; en todo caso lo que me parecería cuestionable es el rigor de una época en la que pueden alzarse con un Premio Nobel de Literatura. 

¿Alguien podrá negarle a Silvio Rodríguez un Cervantes, un Nobel? 

¿Acaso no hay más… mucha más poesía en Silvio?

@abelgfagunfo

Diálogos con Hugo (3)

Imagen
Abel:

Yo en lo particular ,atrapado en mi soliloquio, mirando en el verde del monte, como un ojo que adivina al azar y no se  da cuenta que la vida pasa, que la vida ,no es más que ese gato ausente que salta sobre las paredes, quizás lo más aconsejable ahora, pueda ser leer a Keats, tumbarse en un sitio, y acompañar los metales de las orquesta en esta orgia de sonidos, en la cual me atrapo, oyendo jazz,  saxos ,desafiando, mientras las trompetas vuelan y los trombones acortan los espacios. 

Abel G. Fagundo: “Ningún poema salva, nunca son suficientes”

Imagen
Por: Norge Céspedes

Tomado de:
http://mardesnudo.atenas.cult.cu/?q=Abel_G_Fagundo_Ningun_poema_salva_nunca_son_suficientes
Abel González Fagundo (Jagüey Grande, 1973) definió al escritor como alguien que tercamente trata de volverse palabras, de salvarse desde las palabras, en declaraciones ofrecidas poco después de participar como invitado del espacio Miércoles de la Poesía, organizado mensualmente por el comité de la Uneac y el Centro del Libro y la Literatura en la provincia de Matanzas.
“Nos volverán a decir una y mil veces" como en el poema de Hugo Hodelín: «Renuncie, usted ha fracasado»; quizás no entienden que lo sabemos, que no nos importa —comentó Abel—. Hace tiempo escribí: «Ningún poema salva, nunca serán suficientes»; somos la expresión de una hechura incompleta. ¿Acaso hay cosa más terrible que conocer nuestros destinos? ¿Qué nos queda además de la terquedad persistente de volvernos palabra?”

Intercambios con Hugo (El ministro habla)

Abel :
El ministro hablaba, yo me había convertido en un porciento, en esa cifra endeleble,por la que el mundo corria,soy un numero, algo absorbido por el embudo de la nación, mi voz, no era mi voz, nada me sostenía ,solo ese número que vuela en el vacío, solo una cifra, no importaba si fuera poeta, ingeniero o padre de familia, la ocasión se pintaba como un punto geométrico e indeleble, algo que no importa y mientras esto ocurre ,me asomo al patio y descubro que amanece.

Hugo

Para mi amigo Hugo, algo más que polvo queremos ser

Hugo hermano, gracias por el texto, muy bueno.

Hugo se suele hablar del “Modo de vida del poeta”, de sus pasiones o frialdades. Con los años he llegado al convencimiento de que hay muchos de vivir la poesía, que existen seres muy diversos y maneras heterogéneas de construir eso que llaman el “corpus poético”. Lo importante –creo- es el texto en sí mismo (y ni siquiera tenemos control sobre su perdurabilidad, lo más posible es que estemos escribiendo en el agua) A la tiranía de la palabra poco le importa la criatura que está detrás, es el templo no el arquitecto el que importa. De cierto modo los poetas estamos conectados por una misma esencia, un pedazo de esa Noosfera que redefinió el creativo teólogo francés Teilhard de Chardin;en la que los hilos comunicantes del lenguaje construyen los fragmentos de un único poema, un mapa, un decodificador con el objetivo de vencer a la muerte... Algo más que polvo hemos querido ser y para eso inventamos la poesía. 

De mi amigo poeta Hugo Hodelín

El amigo poeta Hugo Hodelín Santana me envía este texto. Un miércoles en la noche hablamos de su poesía, de los dos Hugos, el que retoza en los espacios líricos y el otro –remanente de su entorno- que es agredido y devuelve el golpe a través de la palabra. Me escribe Hugo


Abel :   

Desde aquí. El vuelo que atrapó al pájaro. Afuera hay guitarras
y carteles. Un grupo de gente murmurando. Un sonido de guitarras. Yo
aquí escribo desde el silencio de la madrugada, como corre un niño
detrás de su carro infantil. Trato de pensar. Y una voz me dice, no
piense usted, su pensamiento es irrelevante. Ocupe su sitio en la
silla, que la clase comienza ahora. Que distintos éramos, cuando
mirábamos las manchas de aceite sobre las aceras. Oigo una voz que me ordena
hacer silencio, yo obedezco y lanzo los poemas al aire, un
poema en el aire es como una vida que se desprende, es como saltar de
un sitio alto y profundo. Espero mi castigo, pero la maestra revisa mi
tarea de aritmética, levanta la vista y me mira fij…