Entradas

Mostrando entradas de 2016

El Pergamino 33333

Imagen
Por: Abel G. Fagundo 

En la tarde de ayer en una ceremoniasencilla y emotiva, Rolando Estévez celebró junto a un grupo de amigos los tres años de vida de la editorial El Fortín; sello que dirige desde 2013.  A las tres y tres minutos de la tarde (333) en los altos del edificio de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA) y visiblemente emocionado, el prolífero creador cortó con sus palabras la cinta invisible que sus musas custodiaban, para dejar abierta una exposición con los libros-arte realizados en este nuevo ciclo creacional. 


Justo antes de invitarnos a observar (a maravillarnos con la singularidad alcanzada por la conjunción entre las palabras, el diseño artístico y los más diversos materiales) Estévez regaló a los presentes el pergamino “La taza de té” dedicado a los primeros 50 años de Laura Ruiz Montes, quien el próximo 3 de diciembre celebrará de manera simbólica el asalto a una madurez que le ha pertenecido desde el malecón de los ochenta, cuando un grupo de palabras…

Mar desnudo, excelencia editorial

Imagen
Por: Ulises Rodríguez Febles Mar desnudo,  revista  cubana  de Arte y Literatura, auspiciada por el Centro Provincial del Libro y la  Literatura  y  la  Dirección  Provincial  de Cultura, se encuentra en el ciberespacio en  su  edición No.  58,  correspondiente  a los meses de julio  y agosto actuales.Dirigida y editada por la que, sin dudas, es  una  de  nuestras  intelectuales  más sobresalientes,  la  poeta,  narradora,  dramaturga,  ensayista  y  editora  Laura Ruiz Montes,  con  la  coedición, diseño  y  labor de  webmáster  del  poeta  Abel  González Fagundo, Mar  desnudo cuenta  con  el eficiente trabajo de prensa del narrador y periodista Norge Céspedes.

Su existencia, para quienes no la conocen,  es  uno  de  los  hechos más  sobresalientes de la cultura matancera, que se suma a  la efectividad de otras  revistas emblemáticas  del  universo  editorial  yumurino, como Matanzas y El Vigía, de la que también es editora Ruiz Montes.

Diálogos con Hugo (4)

Imagen
Abel:
Te escribo desde el silencio de mi cuarto. En ocasiones evoco el verso y trato de acercarme al fin de la palabra, como si yo fuera un sustantivo o un verbo que no sabe dónde colocarse. No soy más que ese ser estúpido que intentó ser poeta, pero eso es mi morral, mi carga, es la palabra melancolía cuando la tarde cae como un fardo pesado, mientras en la noche observo el plenilunio, donde la noche escapa, previendo el gris en la bahía, tratando de dominar el acero del mar, todo ha acontecido, la vida se esconde entre estas cuatro paredes, ahora no soy el escriba, la angustia de los pasos firmes que conducen a la nada. 

Un Nobel de Literatura para Bod Dylan

Imagen
Bob Dylan ha ganado un Nobel de Literatura. Decisión histórica y polémica. 
No cuestiono la calidad de las letras de las canciones de Bod Dylan; en todo caso lo que me parecería cuestionable es el rigor de una época en la que pueden alzarse con un Premio Nobel de Literatura. 

¿Alguien podrá negarle a Silvio Rodríguez un Cervantes, un Nobel? 

¿Acaso no hay más… mucha más poesía en Silvio?

@abelgfagunfo

Diálogos con Hugo (3)

Imagen
Abel:

Yo en lo particular ,atrapado en mi soliloquio, mirando en el verde del monte, como un ojo que adivina al azar y no se  da cuenta que la vida pasa, que la vida ,no es más que ese gato ausente que salta sobre las paredes, quizás lo más aconsejable ahora, pueda ser leer a Keats, tumbarse en un sitio, y acompañar los metales de las orquesta en esta orgia de sonidos, en la cual me atrapo, oyendo jazz,  saxos ,desafiando, mientras las trompetas vuelan y los trombones acortan los espacios. 

Abel G. Fagundo: “Ningún poema salva, nunca son suficientes”

Imagen
Por: Norge Céspedes

Tomado de:
http://mardesnudo.atenas.cult.cu/?q=Abel_G_Fagundo_Ningun_poema_salva_nunca_son_suficientes
Abel González Fagundo (Jagüey Grande, 1973) definió al escritor como alguien que tercamente trata de volverse palabras, de salvarse desde las palabras, en declaraciones ofrecidas poco después de participar como invitado del espacio Miércoles de la Poesía, organizado mensualmente por el comité de la Uneac y el Centro del Libro y la Literatura en la provincia de Matanzas.
“Nos volverán a decir una y mil veces" como en el poema de Hugo Hodelín: «Renuncie, usted ha fracasado»; quizás no entienden que lo sabemos, que no nos importa —comentó Abel—. Hace tiempo escribí: «Ningún poema salva, nunca serán suficientes»; somos la expresión de una hechura incompleta. ¿Acaso hay cosa más terrible que conocer nuestros destinos? ¿Qué nos queda además de la terquedad persistente de volvernos palabra?”

Intercambios con Hugo (El ministro habla)

Abel :
El ministro hablaba, yo me había convertido en un porciento, en esa cifra endeleble,por la que el mundo corria,soy un numero, algo absorbido por el embudo de la nación, mi voz, no era mi voz, nada me sostenía ,solo ese número que vuela en el vacío, solo una cifra, no importaba si fuera poeta, ingeniero o padre de familia, la ocasión se pintaba como un punto geométrico e indeleble, algo que no importa y mientras esto ocurre ,me asomo al patio y descubro que amanece.

Hugo

Para mi amigo Hugo, algo más que polvo queremos ser

Hugo hermano, gracias por el texto, muy bueno.

Hugo se suele hablar del “Modo de vida del poeta”, de sus pasiones o frialdades. Con los años he llegado al convencimiento de que hay muchos de vivir la poesía, que existen seres muy diversos y maneras heterogéneas de construir eso que llaman el “corpus poético”. Lo importante –creo- es el texto en sí mismo (y ni siquiera tenemos control sobre su perdurabilidad, lo más posible es que estemos escribiendo en el agua) A la tiranía de la palabra poco le importa la criatura que está detrás, es el templo no el arquitecto el que importa. De cierto modo los poetas estamos conectados por una misma esencia, un pedazo de esa Noosfera que redefinió el creativo teólogo francés Teilhard de Chardin;en la que los hilos comunicantes del lenguaje construyen los fragmentos de un único poema, un mapa, un decodificador con el objetivo de vencer a la muerte... Algo más que polvo hemos querido ser y para eso inventamos la poesía. 

De mi amigo poeta Hugo Hodelín

El amigo poeta Hugo Hodelín Santana me envía este texto. Un miércoles en la noche hablamos de su poesía, de los dos Hugos, el que retoza en los espacios líricos y el otro –remanente de su entorno- que es agredido y devuelve el golpe a través de la palabra. Me escribe Hugo


Abel :   

Desde aquí. El vuelo que atrapó al pájaro. Afuera hay guitarras
y carteles. Un grupo de gente murmurando. Un sonido de guitarras. Yo
aquí escribo desde el silencio de la madrugada, como corre un niño
detrás de su carro infantil. Trato de pensar. Y una voz me dice, no
piense usted, su pensamiento es irrelevante. Ocupe su sitio en la
silla, que la clase comienza ahora. Que distintos éramos, cuando
mirábamos las manchas de aceite sobre las aceras. Oigo una voz que me ordena
hacer silencio, yo obedezco y lanzo los poemas al aire, un
poema en el aire es como una vida que se desprende, es como saltar de
un sitio alto y profundo. Espero mi castigo, pero la maestra revisa mi
tarea de aritmética, levanta la vista y me mira fij…

Retorna Abel Prieto a su cargo de Ministro de Cultura

Imagen
Retorna Abel Prieto a su cargo de Ministro de Cultura, Hay cierta alegría -contenida, expectante- entre algunos artistas e intelectuales. La realidad es que no se habían podido alcanzar niveles de interrelación equilibrada entre la burocracia cultural y los artistas e intelectuales. 



Abel Prieto, no es un gurú, no creo que haya pretendida serlo; pero su gestión fue lo bastante exitosa. Nada fácil manejarse en aguas tan complejas, en un contexto como el cubano y mantener una imagen de integridad y cercanías.

Miércoles de Poesía y lluvia en Ediciones Matanzas con Abel G. Fagundo

Imagen
El día 15 de Junio la lluvia quiso aplacar los rigores del verano y se mantuvo pertinaz hasta bien entrada la noche. 


Sin embargo hicimos la lectura en un ambiente de cordialidad. Por y para la poesía y hasta la breve ausencia de corriente eléctrica nos permitió completar un texto bajo la luz de las velas. Un espacio que disfruté entre unos pocos amigos y la familia, el núcleo vital de cualquier poeta.

Miércoles de Poesía de Ediciones Matanzas con Abel G. Fagundo

Imagen
Este miércoles 15 de junio, voy a estar como invitado en la Casa de las Letras Digdora Alonso (Sede de Ediciones Matanzas). Compartiré algunos textos de libros inéditos y otros poemas del bosque... Un recital breve, para los amigos y para esos sobrevivientes que aún gustan de la poesía. (Abel G.Fagundo)


Economía nacional y noche de versos con Gaudencio Rodríguez

Imagen
Por: Abel G. Fagundo
El anfitrión se levantó de su silla y ocupó un rincón a la izquierda del público. Las manos juntas a la altura del pecho, el gesto de la palmada muda, tan habitual en las maneras con las que Alfredo Zaldívar comunica las intenciones de una iniciación.  En la casa de las letras Digdora Alonso, sede de Ediciones Matanzas,  el poeta Gaudencio Rodríguez era presentado como el protagonista de este miércoles de poesía. Autor y verso en esa unidad compleja y poco frecuente en la que el ser humano acompaña – en un mismo espacio- a su creación literaria. 



La mayoría de los textos seleccionados para su lectura pertenecen al cuaderno Economía Nacional, un título que provoca suspicacias, la apariencia de una entidad lejana a lo poético. Después del primer poema la relevancia se desplaza hacia la esencia de lo que se escucha. Los recitales poéticos pueden ser engañosos y la audición no es el sentido más confiable para la percepción de lo poético, sin embargo, Rodrígu…

En el bosque francés de la Calle Medio

Imagen
Mi querido Duprey, quizás yo sienta un poco de temor
pero no alcanzo para orinarle el rostro a los soldados.
Tú eras de un falo más clásico, más francés
no es lo mismo
orinar contra monumentos en el primer mundo
te curvas y floreces sin el temor de parecer endeble
No hay monumentos ígneos en Matanzas Jean Pierre
la gente aprende bien temprano en esta tierra
que es peligroso el fuego
incluso hasta la insinuación del fuego.

Claro que podemos caminar
cogidos de la mano sin cogernos
dos hombres con los dedos cruzados
en algo aparentan el cuero del tambor
al chivo en la memoria de los cuchillos.
Caminemos, ir por la calle marcando a los suicidas
sin decirles nada, déjalos en la arrogancia, vivos…
Aquí la muerte es real
colorea, anuncia
y nosotros como en París
le ponemos también de cascabel la historia.

Chanel pasea La Habana

Imagen
Por: Abel G. Fagundo
La presencia de Chanel en La Habana, es otro episodio en el guión que se escribe para nosotros. Ya conocemos el argumento y mientras la trama avanza se hace menos difícil la aventura de predecir los potenciales desenlaces. La historia no es una telenovela –verdad de perogrullo-  pero el poder modela muchos de sus acontecimientos. (El poder en todas partes del mundo) la efectividad depende de la capacidad para minimizar las variables del azar y de redefinir –muchas veces sobre la marcha- lo que no ha funcionado en una etapa donde el signo es la modificación estructural paulatina de sus políticas.
Las reacciones sobre la presencia de Chanel en el Prado habanero fueron diversas. La mayoría  pertenecían a posturas esperadas; con mayor o menor hondura, de un lado u otro de la línea de fuego, aunque en este caso la pólvora estaba muchas veces mojada y se usaron algunas balas de fogueo. Entre lo entretenido o lo ridículo, según la postura de quien estuviera mirando a travé…

Vientos del norte

Imagen
Viento del norte
Viento del norte, alas divididas marea alta para los navegantes. Azules manchas sobre un fantasma rojo, hecho cuerpo, amoratado. Rabia y amor las gotas del mundo que llegan con el frente frío. Abrazo y golpe, contención o camino. Viento del norte, persistente que fluye en la avenida y se infiltra por debajo de las puertas. La isla, en su mar que lento se la traga. Los huracanes le llegan del sureste. El pasado es una historia triste, violenta que empuja las olas contra el malecón. Mañana es un enigma que será descifrado en la tormenta o en los aires más tibios. Viento del norte nuestro trozo de tierra en medio.
                                     agosto 2015                                      Abel G. Fagundo

El Fumador

Imagen

Anexionismo simbólico

Imagen
Por: Abel G. Fagundo

El sábado 16 de abril, en un breve reportaje desde La Habana trasmitido por Tele Sur, la periodista Fabiola López entrevistó a uno de los artistas participantes en una exposición dedicada a la bandera cubana. El joven –con esa agilidad segura tan común en las edades más rebeldes- Le dijo (más o menos), “lo que no estoy dispuesto a tolerar es el anexionismo simbólico”.

La desconstrucción de los símbolos nacionales y la construcción de nuevos escenarios simbólicos acompañados de los mitos importados que los sustentan, es una de las tantas estrategias diseñadas para profundizar la hegemonía cultural imperante, (concepto de dominación desentrañado por Gramsci, cuando una parte de los ideólogos no comprendían –aún- que la supremacía económica, militar y política no era suficiente, no cubría todos los espacios del poder). Y hay que reconocerlo, los estrategas del orden mundial globalizado, han sido muy eficientes en este territorio de ofensiva.

Son sus imágenes, audiovisua…

La apertura de un tiempo

Es bastante que la muerte lo sorprenda
cincelando, cincelando.
El Indio Naborí

Me miraba a los ojos
con la sonrisa nerviosa, 
exageradacomo quien mira a un animal de circo.
Dijo suave, 
contando las palabras del discurso
y cierto diablo cojo le bailaba en el rostro:
Hoy te toca la mezcla de cemento

     el martillo de hombrecon el que tus semejantes
     arman el progreso.Hoy te toca doblar la irreverencia
     soportar con tu espalda las columnas del mañana
     las estructuras que sostienen la esperanza.

Y cincelé en las paredes.
Cincelé poemas en las piedras…
Así construyo esta atalaya
esta madriguera de versos
que también sostienen la creencia.



Abel G. Fagundo. Del libro “El Terco Persistir” ,2008

La tolerancia tiene dos vías

Imagen
Basta una pequeña llama que encienda un tema, una contradicción y rápido aparecerán las palabras violentas de quien no sabe defender un criterio sin rabiar. Somos seres humanos, criaturas imperfetas y está bien –y es lógico- que de vez en cuando las pasiones se enciendan, más aún cuando nos corre está sangre mestiza, caliente, inmensamente rica; irradiada por un violento sol caribeño. Pero si el único recurso para defender lo que piensas es la violencia verbal, casi siempre hueca porque no ofrece muchas hendiduras para que el tiempo brinde un margen a la razón. Si ese es el único recurso –la orilla, la chancleta veloz- entonces dudaré profundamente de tu visión sobre de la verdad. Convencer a martillazos es una idiotez Cipollesca. No hay que temerle al debate, ni siquiera a la vociferación ignorante; pero ¿valdrá la pena tomarla en serio? Sabemos -por la experiencia de la vida- que la profundidad y belleza que encierra la clásica frase de Voltaire sobre el derecho a la opinión; en la p…