Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

Amor, química e imaginario

Imagen
El Amor, que para consolidarse debe envejecer pero no por ello excluye a los jóvenes de su poder constructivo y destructivo. Amar es un ejercicio de supervivencia en pareja.

Es hermoso admirar a los sobrevivientes (@abelgfanguno)

Diálogos con Hugo 6

Imagen
Estamos viviendo alrededor del tiempo que no fue. Alrededor de las sinuosidades que nos deja como un regazo la palabra esperanza. Yo soy aquella historia con la que se impregna la noche. Atrás dejamos cosas, aquellos tragos que bebíamos, como si el mundo fuera un revolver en nuestras cabezas. La voz dice y no dirá más esta ocupación que nos trae el silencio.
Hugo ………………………………….
Amigo, yo que ando goleado por mi propia historia, esa envoltura civilizatoria que mientras ocurre se vuelve pasado, se hermetiza para que no pueda ser reconquistada. Mis voces se han dividido y gritan como perros de ciudad que han tomado dos bandos, jaurías que se cazan en la noche y en su combate me despedazan. Son tiempos de Nihil disfrazado de promesa. La poesía se evapora, se diluye en los ríos contaminados por la basura humana, desechos de la modernidad intermedia. Apatía lustrada con heces por el prójimo servil. Intentaré el silencio, necesario castigo, cuando ya nada digo.
De tu hermano

Abel

Gisèle Pineau en Ediciones Vigía

Imagen
Por: Abel González Fagundo
En la tarde de este lunes se presentó en Ediciones Vigía la novela “El exilio según Julia” de la escritora de Guadalupe Gisèle Pineau. La novela, traducida del Francés por Laura Ruiz Montes, editora principal de Vigía; recorre el complejo micro universo de una familia caribeña en la Francia blanca.
La autora, aún con las inevitables barreras del idioma, demostró sus simpatías y su capacidad para conectarse con el público que se reunió en la casona de los libros manufacturados y los fantasmas que merodean manchados de tinta.
Gisèle demostró que la comunicación humana pasa –además- por otros signos que van más allá del lenguaje hablado y que una gestualidad expresiva, la transparencia de un rostro sonriente y las pausas y aceleraciones de la cadencia fónica, cautivan la sensibilidad de las personas.
Pineau firmó una considerable cantidad de libros con su grafía enorme, francés humedecido por las trampas del San Juan y el salitre que sus potenciales…

Zonas de tristeza

Imagen
Para los científicos(as) seres humanos a los que respeto por su adhesión a la razón, la tristeza es un proceso químico-orgánico. Para los poetas, criaturas metafísicas y sentimentales, la tristeza es asunto de aguas, sed de ciertas esencialidades que conforman la complejidad del espíritu humano. Ambos grupos –que se mezclan de muchas maneras – sabemos que la tristeza tiene zonas de quiebre, a su favor y al nuestro. Ningún combate contra enemigos invisibles se escapa de las confusiones, hay cierta locura lucida (oxímoron que nos permitimos) en eso de luchar contra ti mismo.

Abel González Fagundo
(@abelgfagundo)

Es uno de esos días en que lo cotidiano nos permite momentos de alegría

Imagen
MI hija Ilén González Blanco cumple hoy 24 años. Es uno de esos días en que lo cotidiano nos permite momentos de alegría y felicidad. Felicidades mi niña. Ella comienza en septiembre sus estudios de dramaturgia en el Instituto Superior de Arte y aunque es evidente, no puedo dejar de expresar que me llena de orgullo. Una vez fui, quise ser un hombre de teatro, cuando Ilén apenas tenía tres años; los bombardeos del Período Especial y las flaquencias de mi voluntad, me impidieron continuar por ese camino, que de alguna manera, hoy se reencarna en mi muchacha. (Al fondo de la foto el Río San Juan) @abelgfagundo