De "La Habana en versos", En la Calzada de Jesus del Monte

La ciudad, a lo largo del tiempo, ha recibido los más insospechados tributos. Es como si se quisiera rendir homenaje a esas estrechas calles, a esas mágicas plazas, a esa espléndida bahía, que enriquecen a la urbe.
 
Los poetas son, quizás, quienes con mayor gracia y empeño se han referido a los misterios, los sortilegios, los encantos, de la antigua villa de San Cristóbal de La Habana.Eliseo Diego (La Habana, 1920-Ciudad México, 1994) publicaba, en 1949, el poemario “En la Calzada de Jesús del Monte”, hermosa joya de la lírica cubana que resulta un canto admirado y agradecido a la ciudad.

Inspirado en ese cuaderno, otro poeta, Abel G. Fagundo (Jagüey Grande, 1973) ha incluido, en su libro “En el bosque francés de la Calle Medio”, el texto titulado, precisamente, “En la Calzada de Jesús del Monte”.Evocador poema, que rememora escenarios, ambientes, personajes, de una ciudad que, muy pronto, arribará a su medio milenio de fecunda, enriquecedora y fértil vida.

Publicar un comentario